TR | EN

Okuyan: '¡Este país no tiene otra solución más que la lucha!'

Okuyan: '¡Este país no tiene otra solución más que la lucha!'

Entrevista con Kemal okuyan, el Primer Secretario del CC del TKP, sobre los resultados del referendo

soL:¿Cómo puedes considerar el resultado del referendo de inmediato?

KO: No tenemos el resultado matemático. Hicieron lo que saben mejor y robaron este resultado. No tenemos ningún resultado. Sin embargo; nuestra lógica, mente y consciencia nos dicen que matemáticamente ‘No’ ha ganado. Pero hay también otros resultados que nos muestran otra realidad. A pesar de la presión, las oportunidades estatales y los engaños se puede ver obviamente que en realidad la gente que apoya al AKP es un 40% del pueblo y más importante que esto la resistencia en las ciudades grandes no se ha reducido sino que se ha aumentado. Antes en Esmirna no tenía el apoyo y ahora es en Estambul, Ankara, Adana, Mersin, Diyarbakır, Antalya, Denizli, Aydin, Eskisehir, etc. Con este resultado no puedes cambiar la constitución, solo te puedes engañar.
 

soL: Antes de esto vamos a hablar de las manipulaciones. ¿De verdad tienen un gran afecto?

KO: Si consideramos todas las manipulaciones, por supuesto que lo tienen. ¿Cómo no podemos reconocer como “manipulación” el hecho que todas las oportunidades estatales sirvieron para el Sí? ¿O las mentiras de los medios? ¿O las amenazas, el terror? ¿Reducir la cantidad de los partidos que ganan el derecho a participar en las elecciones y mediante este cambio reducir la cantidad de los observadores electorales no es una manipulación en sí? Podemos añadir lo que hicieron en el día del referendo. Los votos perdidos, los votos sin sello, los videos de miles de votantes del ‘Sí’, violando la ley de la votación secreta para exponer la decisión del ‘Sí’, entrando en las cabinas de votación 2-3 personas al mismo tiempo, las intervenciones ilegales de la policía, los votos manipulados y al final la declaración del Comité Supremo Electoral aceptando los votos sin sello. Este referendo no se puede aceptar en general.

 

soL: ¿Qué podemos hacer contra esto?

KO: El pueblo tiene que reaccionar. Pero está todavía el CHP (Partido Republicano del Pueblo) ante la reacción del pueblo por lo que todavía tiene la esperanza el pueblo. Erdogan puede agradecer a Kilicdaroglu una vez más.

soL: ¿Qué puede hacer el CHP?

KO: El CHP no puede hacer nada. Pero solo nosotros lo sabemos. La masa del CHP siempre busca la esperanza en el CHP y espera. Mientras el CHP cada vez cumple su misión con éxito para tranquilizar la ira y la energía acumulada. Hablábamos antes del referendo sobre la tendencia que existe entre el CHP que querría un resultado del éxito del ‘Sí’ por un estrecho margen. Kilicdaroglu pertenece a este grupo también.

soL: ¿Cómo puedes estar tan seguro?

KO: Primero, Kilicdaroglu no estaba preparado para ‘No’. No sabe qué va a hacer en el caso de que el resultado sea ‘No’. El gobierno no lo aceptaría, habría mucha tensión etc. Durante toda la campaña del referendo Kilicdaroglu no hizo más que decir “negociación”. Aquí no existe el poder. Segundo, y lo más importante, es que este resultado es lo que querría la mayoría de los monopolios internacionales. Los grandes patrones quieren aplicar el sistema presidencial. Ya sabemos que los centros imperialistas están intentando traer un sistema que esfuerza el poder ejecutivo. Lo que les molesta es la exorbitancia de Erdogan. El ‘Sí’, que gana, por un estrecho margen, por un lado inmovilizará a Erdogan, por otro lado un programa con que el capital obtendría más capacidad de movilización tendrá valor jurídico. Esto sucedió. La misión personal de Kilicdaroglu es esta.

soL: ¿Si sucedió lo que querrían, esto va a relajarles? 

KO: No, porque las confrontaciones entre el sistema imperialista son muy graves y Turquía está en un punto esencial. Erdogan por un lado prolonga su vida política aprovechándose de estas confrontaciones; pero por otro lado estas mismas confrontaciones preparan su muerte. Esta coyuntura no provee estabilidad. Las dinámicas domésticas tampoco proveen estabilidad. Turquía no puede sostener a Erdogan culturalmente, ideológicamente, políticamente, económicamente... Hay otro hecho que va apareciendo y es que ni siquiera la clase obrera de Turquía puede sostener a Erdogan y su mentalidad. Por eso sería imposible hablar de Kilicdaroglu.

soL: ¿Qué va a ocurrir entonces?

KO: Primero, a partir de ayer cambiaron algunos paradigmas en la política capitalista. Un partido gobernador que después de Esmirna ha perdido dos ciudades importantes; Estambul y Ankara. Si los resultados hubieron sido peores, Erdogan no habría tenido otra opción aparte de empezar a encabezar el AKP de nuevo. En el CHP siempre han existido problemas. Yo personalmente no he conocido a nadie que no tenga problemas con el CHP. La discusión entre el CHP sigue siendo. Además, ya está Aksener como un actor nuevo en la política capitalista. Siempre que Erdogan y el AKP tienen dificultades, Aksener continua a afligir al AKP. Este grupo encabezado por Aksener ya representa al MHP (Partido del Movimiento Nacionalista). También llamaría la atención de la parte insatisfecha en el CHP. Ya sabemos que hay preparativos y contactos para construir un “centro” nuevo. Otro partido en el parlamento, el HDP (Partido Demóctarico de Los Pueblos) ha demostrado que a pesar de toda la presión, puede consolidar su masa considerablemente.

soL: ¿Debemos esperar una recuperación o disolución en la política?

KO: Para la recuperación hay que disolverlo. Pero en este momento Turquía es un país que tiene una inseguridad que aumenta día por día, por eso es imposible clasificarlo  periódicamente. ¡Especialmente en este mundo! Por eso decíamos que solamente a través el referendo no se puede determinar todo.

soL: Iba a preguntarte esto. TKP decía “No importa el resultado, seguimos luchando”. ¿Podemos atribuir un significado nuevo a esta afirmación después del resultado?

KO: TKP decía así porque aunque el ‘No’ tuviera un gran éxito, un logro que pudiera dar resultados positivos, nunca podría ser una solución absoluta. Ni siquiera existe una organización poderosa que pueda proteger los votos del ‘No’. Ya sabemos matemáticamente que más de la mitad de las personas dijeron ‘No’ pero el gobierno lo robó y las reacciones de la gente que “No Se Rinde” son muy valiosas pero muy débiles también. Decíamos que “El Sí no traerá el fin del mundo”. ¿Ha llegado el fin del mundo? ¿Tenemos que dejar todo y marcharnos? ¡Qué va! Las organizaciones del TKP llamaba al pueblo para que desarrolle la lucha, sigue llamándolo. Pero en un contexto diferente.

soL: ¿Cuál es este contexto?

KO: El TKP defiende la ilustración, el laicismo, la República contra el fundamentalismo, sin dudar, desde el primer momento. En el centro de los votos del No está es laicismo. Pero hay un hecho muy claro que en Turquía la crisis no se puede solucionar por la polaridad del Laicismo- Fundamentalismo. Ni el laicismo puede reducir al fundamentalismo el reaccionarismo y ni al revés tampoco es posible. Quieren reconciliar estos dos polos y esforzar la zona transitiva entre ellos que significa el éxito del fundamentalismo. Como el “islam moderado”, que es el engaño imperialista, no funciona, el “laicismo moderado” o la “iluminación moderada” tampoco puede funcionar. Pero esto es el deseo de la burguesía que sería la derrota del nuestro pueblo. Solo la parcialidad clasista puede solucionar esta crisis. El laicismo lo necesita también. El TKP sobre todo es el partido de la clase obrera que lucha para la emancipación de la clase obrera que significa la emancipación del pueblo. No ponemos el laicismo contra la lucha socialista. Lo que decimos es que: En el mundo de la burguesía, olvídense del laicismo, porque solo puedes encontrar su caricatura.

soL: Dices que ni el laicismo ni el fundamentalismo puede dominarse el uno al otro. ¿Entonces Turquía no puede solucionar este problema en un corto plazo?

KO: No. Pero en los países como Turquía es un poco complicado a que referimos con el “corto plazo”. El imperialismo está en crisis. El capitalismo está en el borde de una crisis económica muy grave en Turquía. En esta coyuntura, la clase obrera no esperaría con los brazos cruzados. En este momento ser desorganizado es imposible. Insistimos en nuestra llamada. El pueblo tiene que estar unido y la gente laica tiene que dejar de tener la irresponsabilidad de decir “nos parecen bien la explotación y la injusticia pero no es asunto del AKP el alcohol que bebemos ni la falda que llevamos”. ¡No hay otra solución más que luchar!

soL: ¿La gente que dijo ‘No’, puede tener esta transformación?

KO: El referendo ha terminado ya. El resultado no es legítimo, esto es un hecho indiscutible. Pero ahora la gente tiene que concentrarse en la vida real. Este pueblo no está unido, ni en las fábricas, ni en las oficinas, ni en las universidades, ni en los barrios. Por supuesto no pueden proteger sus propios votos. Cantar la marcha de Esmirna no es suficiente. Los que no tienen problemas con el sistema pero quieren que el laicismo se quede, no tienen el derecho de quejarse. Pero un porcentaje importante de los votantes del ‘No’ pertenece a la clase obrera. Podemos empezar entendiendo que la clase capitalista puso las dinamitas en la base del laicismo y el llamado imperialismo es el sistema de los monopolios. Sin organizarse no podemos manejar esto.

soL: ¿Solo debemos dirigir a los que dijeron ‘No’?

KO: Al principio, sí. Es también la manera de alcanzar a la clase obrera en la masa del AKP. Si perdemos la energía del ‘No’, si la confianza que tienen estas personas disminuye y la gente se siente derrotada, no podemos hacer nada en este país. No podemos convencer a la gente. Y la única manera para inyectar energía al No es pintarlo con el color de la clase obrera. Esto no es un cálculo matemático, sino un proceso político. Con la organización de una décima parte de los votantes del ‘No’, todo cambiaría. Sobre todo ni el gobierno, ni la Agencia de Noticias, ni el Comité Supremo Electoral podría robarlo.

soL:¿Este tipo de organización te parece posible?

KO: No existe otra manera. El TKP va a hacer todo lo que pueda. El socialismo es una necesidad como el agua, el aire. Las condiciones son maduras para explicarlo, para entenderlo. La idea de la República necesita del socialismo también. Turquía no puede soportar a Erdogan y el capitalismo no puede soportar a la República. Y ¿entonces? 

soL:¿Qué quieres decir para concluir?

KO: Antes del día del referendo y durante aquel día, mucha gente trabajó con un máximo compromiso para el ‘No’. Son el orgullo del país. Nadie debe pensar que su labor es desapercibida. No hemos perdido nada. Ayer aprendimos una lección muy importante. No somos nada si no estamos unidos. No hay ninguna razón para sentirse mal siempre que cumplamos las necesidades de esta lección.